Argentinos en incertidumbre por devaluación del peso tras las Paso

Foto: EFE

Argentina vive este martes, por segundo día consecutivo, pendiente de cómo evoluciona el peso, que se ha devaluado sin tregua frente al dólar estadounidense tras las elecciones primarias que el pasado domingo castigaron con severidad la gestión del Gobierno de Mauricio Macri.

En el centro de Buenos Aires, varias calles son conocidas por aglutinar casas de cambio que habitualmente operan con turistas, aunque desde ayer han visto crecer su actividad, entre gente que entra temerosa a comprar o vender dólares y otros que se acercan a seguir los valores que indican los tablones, los grandes protagonistas de la actualidad nacional.

La economía del país austral, habituada a la incertidumbre y a los vaivenes, tiene su reflejo en sus ciudadanos, que estos días, mientras siguen con recelo los últimos datos del estatal Banco Nación, se cuestionan qué hacer con sus ahorros: mantenerlos en la inestable moneda local o buscar otra divisa más fuerte.

Gabriel Kramarz, uno de los muchos argentinos que clava sus ojos en los tablones de cambio, asegura entre risas que no tiene ahorros y que de tenerlos esperaría a que se estabilicen los precios para convertirlos a dólares.

«Compraré (dólares) pero no con estos precios, esperaré si baja algo y compraré más barato», afirmó a EFE.

En 20 años de chavismo: la única nevera llena es la de la morgue

Chacao retomará el cobro de multas ancladas al sueldo mínimo